Cartas del año 2.010

 

Indice cartas:

*Temàtico

* Cronológico

 

126 Carta

Domingo, 26 de octubre de 2.014

A ti, para los que aman a Jesús, Dios:

San Juan 14, 15-18    15 “Si ustedes me aman, cumplirán mis mandamientos. 16 Y yo rogaré al Padre, y Él les dará otro Paráclito para que esté siempre con ustedes: 17 el Espíritu de la Verdad, a quien el mundo no puede recibir, porque no lo ve ni lo conoce. Ustedes, en cambio, lo conocen, porque Él permanece con ustedes y estará en ustedes. 18 No los dejaré huérfanos, volveré a ustedes.”

El Amor a Jesús conlleva cumplir sus mandamientos, los mandamientos de Dios; eso dijo Jesús, Dios, y lo leemos en el comentario del Evangelio arriba citado: “Si tú me amas, cumplirás mis mandamientos”. Está muy claro lo que quiere Jesús, Dios, en demostración de tu amor por Él; y cumpliendo tú los mandamientos, Él, Jesús, Dios, ruega al Padre, y Dios Padre te da a Dios Espíritu Santo, y lo recibes después de haberte ido a confesar de tus pecados, de estos pecados contra la Ley de Dios. Revisa lo que Dios quiere de ti, aprende los diez mandamientos, y si no los cumples, si alguno de ellos no cumples, si amas a Dios, te dolerá no haber cumplido con lo que Dios quiere de ti, y quiere que por amor, por amarlo a Él, a Jesús, Dios, cumplas con los mandamientos de su Ley; eso quiere y te pidió, y si has pecado, tienes que confesarte, y al confesarte ante un sacerdote católico, por mediación de él, del sacerdote católico, Dios te perdona el pecado, los pecados, y te consuela, recibiendo tú, después de la confesión, al Paráclito, a Dios Espíritu Santo, que te consuela de tu pecado y de todo mal que padeces, porque Dios te Ama y te da su amor, siempre que pides perdón en confesión, cumpliendo la penitencia y no queriendo pecar nunca más, apartándote de toda condición de pecar; y si para no pecar, tienes que apartarte de alguna-s persona-s, aunque te duela, tienes que hacerlo, debes hacerlo, porque sólo así vivirás en la Paz de Dios; porque donde hay guerra no hay paz, porque donde tienes tentaciones de pecar, hay lucha, hay una especie de guerra contigo mismo, y para tener paz, necesitas vivir en paz, en el ambiente propicio para no pecar, para no estar debatiéndote entre el bien y el mal; todo lo que sea un mal para ti, apártalo, y aunque tengas que perder algo, ganarás paz y santidad, y siendo santo, teniendo fe, puedes pedir a Dios con fe, en nombre de Jesús, y Dios te lo concederá. No ames más a nadie, a nada, más que Dios; eso termina mal siempre, sólo en Dios está la paz y el amor verdadero, este Amor que es bueno, que te pide que seas bueno y que cumplas con los mandamientos de la Ley de Dios.

Dios sigue vivo, no dejó huérfano a nadie que tenga fe, porque se quedó en la Eucaristía, y puedes ir a recibirle con el alma limpia de pecado, al haberlos confesado; y tienes y recibes a Jesús, Dios vivo, en la Comunión. Dios está al alcance de quien lo quiera, pero pone sus propias condiciones, y es que tú cumplas, que tú vivas cumpliendo los diez mandamientos de la Ley de Dios y demuestres así cuánto le amas, cuánto amas a Jesús; porque ¿tú amas a Jesús?, ¿cuánto?, ¿cumples con la Ley de Dios?…

Ama a Dios sobre todas las cosas y personas, ten fe, pide, y Dios te dará lo que necesites y sea bueno para ti, para tu fe, para salvarte, para que puedas ir a vivir al Reino de los Cielos, allí con la Virgen de la Paz, con la Reina y Señora de Cielos y Tierra, con la Madre que socorre, auxilia e intercede por ti, y por todo lo que, con fe, le pidas a Dios en nombre de su Hijo Jesús, ¡Cristo!

Anímate, amar a Dios sobre todas las cosas y personas, con toda tu fuerza y decisión, es cumplir con los mandamientos de la Ley. Lee San Juan 14, 15. “Si ustedes me aman, cumplirán mis mandamientos.”

¿Amas a Jesús, Dios?…

Con afecto sincero

P. Jesús

© copyright

www.santodeldiaadia.com
www.catholicosonline.com

El P. Jesús no podrá contactarte, sí que pedirá a Dios Padre, en nombre de Jesús por tu persona y tus intenciones. EXPLICACIÓN.


Carta anterior ................... Carta Siguiente