Cartas del año 2.010

 

Indice cartas:

*Temàtico

* Cronológico

 

128 Carta

Domingo, 9 de noviembre de 2.014

A ti, para que no seas perezoso:

Te cuesta empezar una tarea, te cuesta seguir con ella y casi nunca la terminas.

Ay, ay, perezoso.

Algunos son perezosos porque les han dicho muchas veces que no son capaces de hacer nada bueno. Otros lo son porque alguien siempre hace su tarea. Otros porque no tienen salud y no comen sano ni duermen lo suficiente. Y muchos porque les da la gana, porque van de listos que prefieren que otros hagan su parte. ¡Eso no puede seguir así!

Tú, si no estás sano, cuídate, y verás que pronto recuperarás tus fuerzas, si comes bien y lo justo y necesario, ni más ni memos, y que la comida sea sana, natural, y tengas un horario de comidas, como tienes que tener un horario para ir a dormir. Hazme caso porque te quiero bien y quiero que seas útil en alguna cosa de provecho, algo que te haga sentir mejor contigo mismo, algo útil para ti, para el mundo, porque el mundo necesita de ti, sí, precisamente de ti, de ti que no tienes ganas de hacer mucho, más bien haces poco o casi nada; pues ya es hora de que cambien las cosas. ¡Anda!, hazme caso y verás que tus fuerzas serán más, si te cuidas mejor. Eso espero de ti, que te cuides, que tengas un horario y que decidas hacer algo más que no hacer nada, o muy poco. ¡Dios necesita de ti, perezoso!, sí, de ti, precisamente de ti; y ¿qué haces con tu pureza?, debes cuidarte, debes estar sano y fuerte, debes ser casto y virgen, y no puedes ir contra el sexto mandamiento; ya sabes que es pecado grave. Hazme caso y empieza a cuidarte, porque Dios espera mucho de ti, y te dará motivos para ser feliz.

Precisamente Dios quiere que seas feliz, por esto nos dio los diez mandamientos de la Ley de Dios, y además de cumplirlos, tenemos las obras de misericordia, que hay que hacerlas también, por amor, por caridad.

A ti que eres perezoso porque te han dicho que no vales nada, que vales poco, que todo lo haces mal, a ti también te digo que Dios te Ama y te necesita, que leas el evangelio y verás lo que Dios espera de ti; aunque otros no esperen nada de ti, o poco, te digo que Dios tiene planes maravillosos contigo. ¡Levanta el ánimo y deja la pereza, y ponte a hacer algo útil! Ya va siendo hora de que te des cuenta por ti mismo de que esos que no esperan nada bueno de ti, están MUY equivocados, porque tienes una vida maravillosa para vivir. ¡Ánimo y adelante!

A ti que todo te lo hacen, que no tienes nada que hacer, porque hay quien se adelanta y te ha hecho un perezoso, a ti te digo que ya va siendo hora de que tomes las riendas de tu vida y decidas ocuparte de tus cosas y cuidarte, y además, ser tú quien cuida a los demás. Sí, aún hay madres que les hacen todo a sus hijos, y los hacen unos perezosos; algunas lo hacen porque son muy activas, otras porque son muy negativas y piensan que nadie hace las cosas mejor que ellas mismas, y que es mejor hacerlas ella que enseñar y vigilar que su hijo las haga y las haga bien. Si tienes una mamá así, ¡deja la pereza y empieza a hacerte cargo de tus cosas!; es tu deber servir, ser útil y valorarte tú mismo, por cuidar de ti y cuidar de los demás. El trabajo en equipo no está mal, por eso te animo a que lo emprendas, puedes empezar hoy mismo.

A ti, que eres perezoso porque quieres serlo y eso eres, ¡espabila!, porque Dios no quiere eso de ti, sino que te demuestres a ti mismo el valor de una vida útil, una vida de servicio, una vida de provecho. A ti te animo a que veas y compruebes por ti mismo las cualidades que tienes, o si no, nunca te enterarás de lo que vales, y tú vales mucho, y es una pena que tú mismo no sepas cuánto.

A ti perezoso, ¡ánimo!, que Dios espera mucho de ti, ¡a servir!

Con afecto sincero

P. Jesús

© copyright

www.santodeldiaadia.com
www.catholicosonline.com

El P. Jesús no podrá contactarte, sí que pedirá a Dios Padre, en nombre de Jesús por tu persona y tus intenciones. EXPLICACIÓN.


Carta anterior ................... Carta Siguiente