Cartas del año 2.010

 

Indice cartas:

*Temático

* Cronológico

 

152 Carta

Domingo, 26 de Abril de 2.015

A ti, que te gusta la música y las canciones:


Pero… ¿sabes lo que escuchas?, ¿sabes que lo que escuchas, de ello tú eres responsable? Hay música y canciones que no son buenas para tu alma, y debes dejar de escucharlas; atiende a tus necesidades, porque, en muchas canciones, las letras son inmorales, y Dios te juzgará por lo que escuchas. Si hace falta, vete a confesar y cambia, no perjudiques tu santidad, no pierdas la gracia de Dios, por escuchar canciones que dicen cosas que te excitan, o ideas de adulterio, de fornicación, lascivia. Busca la pureza, quiere para ti y los demás, la virginidad, porque si tan sólo los jóvenes vivieran la pureza, fueran vírgenes y esperaran al matrimonio para darse al otro, tan sólo esto, con ello Dios daría muchas bendiciones y muchas necesidades serían cubiertas, como la necesidad de vivir la caridad.


¿Cómo pueden algunos pretender vivir la caridad, si en su tiempo escuchan canciones egoístas de malos deseos y venganzas?


¿Para qué sufrir de mal de amores, cuando no es amor, sino pasión, lo que hay en muchos corazones?


La pasión sexual, esta que se encapricha de una persona determinada, que se dice que no se puede vivir sin ella, y no hay vínculo matrimonial, ¿cómo puede ser esto?; es sin el amor de Dios, que no se puede vivir bien, ni en esta vida ni en la otra.


Estate alerta, que quizás lo que escuchas, es la causa de estas luchas con tu impureza.


Ten una vida sencilla y digna, la vida de la santidad, de la oración, el silencio, la meditación, ¡la paz! Este es mi deseo para ti, que tanto te gusta la música, las canciones; hay música y canciones que puedes escuchar, son estas que te ayudan a la santidad; y la santidad es la perfección, es buscar a Dios en tu corazón y hallarlo en la oración, en el diálogo tuyo con Dios.


Disfruta de tu vida con buena música y canciones que te ayuden a ser mejor. Busca buenas compañías.


Te quiero santo, virgen y puro, y no sólo casto; quiero que seas santo.


Con afecto sincero

P. Jesús

© copyright

www.santodeldiaadia.com
www.catholicosonline.com

El P. Jesús no podrá contactarte, sí que pedirá a Dios Padre, en nombre de Jesús por tu persona y tus intenciones. EXPLICACIÓN.


Carta anterior ................... Carta Siguiente