Cartas del año 2.010

 

Indice cartas:

*Temático

* Cronológico

 

153 Carta

Domingo, 3 de Mayo de 2.015

A ti, que no quieres ser realista por miedo:


Ha habido buenas madres que enseñaron a sus hijos que el miedo era bueno para no querer pecar, es decir, que tener miedo al pecado, esto es bueno.


Yo te digo que es bueno que no tengas miedo a nada, ni al pecado, te digo que ames tanto a Dios, con todas tus fuerzas, tu alma, tu corazón, inteligencia y voluntad, que no necesitarás pensar en el pecado, porque estarás lleno del deseo de amar a Dios y adorarle con todo tu corazón, alabarle y darle gracias.


Quiero que seas realista; mira la historia, lee la Sagrada Biblia; muchos vivieron y murieron, y a ti también te ocurrirá, como a todos, pero ahora tienes la oportunidad de ponerte a bien con Dios y dejar el miedo, cambiándolo por amor serio y fiel.


Dios quiere fidelidad, no quiere que tengas otros dioses, quiere ser Él tu único Dios y Señor, ¡que lo es!


No te dejes engañar, sé realista, lee la Sagrada Biblia y acepta la verdad que hay allí escrita para ti, para todos los hombres de buena voluntad, esos que vieron la estrella en lo alto de la cueva de Belén, brillando para los de corazón puro, que tienen una vida comprometida con su fe, la vida de la Gracia Santificante.


Vivir en gracia de Dios, te da la garantía de tener compañía, la de Dios mismo, que está vivo y vive en los sacramentos, y se te da por tu fe, lealtad, fidelidad y buena voluntad.


Que tu voluntad sea no pecar, porque Dios no lo quiere, porque te da su Ley, que te marca el destino, por cumplirla, por enseñarla, por amarla, porque la Ley de Dios es algo bueno para ti, para todos los que quieren llegar al Cielo, no por miedo, sino por amor, por hallar el amor de Dios en la Cueva de Belén y regalarle tu corazón y entregarle tu vida, para que, con ella, Dios muestre al mundo cómo te ama, como ama Dios, tanto y de tal manera, que tú, por él, eres como Dios quiere, y vives cumpliendo la Ley y siendo feliz, amado por Él.


Con afecto sincero

P. Jesús

© copyright

www.santodeldiaadia.com
www.catholicosonline.com

El P. Jesús no podrá contactarte, sí que pedirá a Dios Padre, en nombre de Jesús por tu persona y tus intenciones. EXPLICACIÓN.


Carta anterior ................... Carta Siguiente