Cartas del año 2.010

 

Indice cartas:

*Temático

* Cronológico

 

169 Carta

Domingo, 23 de Agosto de 2.015

A ti, que querías ser un buen samaritano:


Estabas optimista, feliz, empezaste a trabajar en esta empresa, llegaste a ella con entusiasmo, lleno de grandes expectativas para poder hacer el bien y ayudar a los demás. Te encontraste con caras que te miraban a la expectativa, y tú les diste una gran sonrisa, pero ellos te miraron dudando de ti. ¿Por qué la gente duda de la simpatía? Si te sirve de consuelo, te diré que si alguna gente duda de la simpatía, otras muchas no soportan las caras de soberbia, y esta cara pusiste tú después de algunos meses de tu entrada con cara alegre. Total, no has podido hacer gran cosa por y para los demás, es más, ellos te han cambiado, ¿ya no quieres ser un samaritano?


Y debes ser un samaritano, debes ayudar a todos en lo que buenamente puedas, te lo pidan o no, sonrías o no; todo lo tuyo, todo lo que hagas, debes de hacerlo por amor a Dios.


Un samaritano, si no ayuda a los demás por amor a Dios, si va de “Robin Hood”, te lo digo, esto acabará mal. No hay princesa ni reino. Ya me entiendes.


Si empiezas un nuevo trabajo, si vas a círculos nuevos de relación social, valora la situación, mira si alguien te necesita, alguien que esté apaleado como lo estaba el hombre al que el buen samaritano ayudó. A uno, ayuda con una palabra amable, a otro, con un ejemplo educativo, a otro, con dinero; ayuda y da buenos consejos, consejos morales, consejos cristianos, vamos, ¡que la gente viva en católico!, porque es la manera ideal de vivir. A veces serás tú que necesitarás de un samaritano, acepta la ayuda que te den y ruega a Dios que bendiga a esta persona con el don de la fe, porque no hay tesoro más preciado y precioso que el que una persona tenga fe; cuando esto ocurre, el alma salta de gozo y el corazón se ensancha para recibir y dar caridad.


Con afecto sincero

P. Jesús

© copyright

www.santodeldiaadia.com
www.catholicosonline.com

El P. Jesús no podrá contactarte, sí que pedirá a Dios Padre, en nombre de Jesús por tu persona y tus intenciones. EXPLICACIÓN.


Carta anterior ................... Carta Siguiente