Cartas del año 2.010

 

Indice cartas:

*Temático

* Cronológico

 

172 Carta

Domingo, 12 de Septiembre de 2.015

A ti, que quieres llevar una vida cristiana:


Amigo, amiga, mis oraciones apoyan tus deseos, y rezo para que tengas voluntad, ánimo, perseverancia, y te apartes del mundanismo. Si no lo haces, el mundanismo nunca dejará que seas del mundo. El mundo fue creado por Dios, Dios es su dueño, y los que somos del pueblo de Dios somos hijos del dueño del mundo; y hay que ser un buen hijo, para tener paz y tener buena vida en tu casa, en ti, protagonista de tu vida. El mundanismo, normalmente guiado por el capitalismo, pretende sacar dinero fácil y rápido de la gente, y para ello, enciende las pasiones, que las dispuso Dios para una vida feliz, pero, desordenadamente, nadie es feliz, pues la pasión sexual va vinculada a la vocación del santo matrimonio. Así lo dispuso Dios, y así lo vemos en la ley natural, en las bestias, que se unen sexualmente para procrear. El ser humano, que no es ningún animal, no procede de ningún animal, sino de las mismas manos de Dios, usa de la parte sexual de su persona para continuar la vida humana en el mundo. Pero el ser humano ha sido creado, no sólo del pensamiento y la voluntad de Dios, sino que sus propias manos moldearon su cuerpo. El ser humano es de la más alta categoría terrenal; el ser humano está en este mundo puesto en él por Dios, no sólo por voluntad, voz y deseo, sino que Dios cooperó con la fabricación de su cuerpo, porque sabía que su cuerpo es sagrado; otro día se alimentarían los cristianos católicos de Dios, de su Cuerpo y Espíritu, por el sacramento de la Santa Eucaristía. Cada persona puede, si quiere, si vive en gracia de Dios, con una vida cristiana como tú deseas llevar, estar unido con el Creador, con Dios, tu Padre, 24 horas al día, llevando una vida santa, digna del ser humano que eres.


Leemos en la Sagrada Biblia, que Dios hizo el cielo y la tierra, las plantas y los animales, y leemos que del barro de la tierra, formó a Adán y luego a Eva. El hombre es la tierra, el mundanismo es el infierno. Sé persona del mundo, no mundano.


Con afecto sincero

P. Jesús

© copyright

www.santodeldiaadia.com
www.catholicosonline.com

El P. Jesús no podrá contactarte, sí que pedirá a Dios Padre, en nombre de Jesús por tu persona y tus intenciones. EXPLICACIÓN.


Carta anterior ................... Carta Siguiente