Cartas del año 2.010

 

Indice cartas:

*Temàtico

* Cronológico

 

65 Carta

Domingo, 30 de octubre de 2.011

A ti, que quieres propagar el Evangelio:

Amiga fiel, amiga buena de Dios Hijo Jesucristo, que conoces que no hay nada como el Evangelio, a ti que me escribes y me dices:

Padre Jesús, tengo una inquietud; quisiera propagar el evangelio, y como ustedes dicen, ponerlos en el buzón de las casas, pero mucha gente me dice que muchas veces no lo leen o lo utilizan para reírse o burlarse del evangelio ya que es palabra viva. O repartirlo cuando salgan de Misa, pero la gente no lo va aceptar porque ya lo escucho en la celebración. Me gustaría pegarlo a la entrada de los supermercados. Dios me ayudara a pensar donde sería el mejor lugar gracias por sus sugerencias.

Amiga, a ti te digo, como a todos: vive el Evangelio, ¡vívelo!, que salga por tus ojos, llenos de ternura por todos, llenos de misericordia por todos, llenos de esta alegría de la fe, de este gozo en el Señor que te llena el alma de hambre de evangelización. Llévalo en tus palabras de consolación, de misericordia, de reconciliación. Porque el Evangelio es la mejor noticia jamás oída, es la que llena no sólo los corazones, sino las almas; que incluso el intelecto es más certero y en la conciencia se reconcilian y viven felices todas las potencias que rigen a la persona. Allí, en la buena conciencia, se sientan a dialogar los sentimientos, las ideas, los proyectos, las obras y la realidad, y deciden amar a Dios sobre todas las cosas, y proyectan servirle, como tú, amiga bendita, proyectas propagar el Evangelio.

Empieza rezando, y Dios te mostrará el camino de propagar el Evangelio de la fe, porque Dios Espíritu Santo sabe todo lo que hay que hacer, así que no te angusties, y vive disfrutando de leer y aprender cada día del Evangelio, y cuando digo del Evangelio digo y quiero decir del Evangelio y no de mis meditaciones sobre el Evangelio, aunque si te parecen un bien para las almas, puedes, junto al evangelio, trasmitir mis palabras que con tanto afecto sincero, que con tanto cariño escribo para que el Padre Dios, a cada uno, le muestre su camino.

Hallarás el camino de propagar el Evangelio, porque todo lo que se le pide a Dios, Dios lo concede.

Vuelve a escribirme dentro de algunos años, cuando ya tu apostolado de propagación del Evangelio te haya llevado a vivirlo y a conocer de tal manera a Jesús, que siendo tu Rey, lo sirvas incondicionalmente, apoyada siempre por la intercesión de la Virgen María.

Tú vas a ser muy feliz viviendo el Evangelio de la fe.

Con afecto sincero

P. Jesús

© copyright

www.santodeldiaadia.com
www.catholicosonline.com

Para quien quiera contestar a la carta, CLICAR AQUÍ,  aunque el P. Jesús no podrá responder a cada uno, sí que pedirá a Dios Padre, en nombre de Jesús por esta persona y sus intenciones. EXPLICACIÓN.


Carta anterior ................... Carta Siguiente